Saltar al contenido.

“Ciudad Prehispánica en Puebla” Fuente: Creando a Fuego Lento

Nuestra primer parada fue el centro de Cholula ,una de las ciudades más antiguas de América, con más de 2500 años de vida, en donde ya nos estaba esperando un guía de apellido Cuautle nativo de la misma ciudad. Cuautle comenzó a narrarnos la historia del Convento San Gabriel, la cual data del siglo XVI, recordando que a la llegada de los españoles la ciudad de Cholula fue arrasada, y debajo de dicho convento hay restos de templos prehispánicos. La fachada es de principios de 1900 y también cuenta con una defensa al rededor a la que ellos denominaban FE.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mas tarde continuo nuestro recorrido por el mercado, en donde se tuvo la oportunidad de tomar un buen desayuno. Encontramos una infinidad de productos relacionados tanto con cocina como con fiestas y utensilios para el hogar, aunque sin duda en el mercado lo que gobierna son las cemitas y la diversidad de chiles que se venden para la elaboración de moles, salsas o adobos.

Después nos transportamos al Jardín Etnobotánico Francisco Peláez R., a tan solo unos cuantos minutos al norte del centro de Cholula, en donde nos hablaron acerca de las diferentes hierbas, plantas y flores culinarias, haciendo énfasis tanto en aquellas flores que pueden ser dañinas al cuerpo humano , como en las que pueden contrastar con ciertos platillos.

Posteriormente recibimos un taller en el cual se nos enseñaba a combinar algunas de las flores y hierbas vistas en el Jardín con mantequillas, quesos y también cómo poder perfumar diferentes aceites y vinagres. En dicho taller se proporcionan utensilios como pequeños molcajetes, tablas para picar las hierbas, unos frasquitos con aceite y otros con vinagre; también unas galletitas para que puedas probar las preparaciones.

El recorrido y el taller fueron excelentes y por si alguien gusta ir a visitar el Jardín, también podrán encontrar una zona para poder comprar lo que más les haya agradado, así como hacer uso de las áreas de descanso para poder disfrutar del paisaje.

Nuestro recorrido continuó por una de las más hermosas iglesias de Cholula llamada Tonanzintla, dedicada a la Virgen María, en la cual desde afuera se pudo notar lo colorida e imponente que era. Antes de entrar a la iglesia Cuautle nos dio una sinopsis, comentando que en Cholula existen 128 iglesias para 50 mil habitantes, así que no es pretexto para no ir a misa. También nos relató que ahí existe la mayordomía y que solo se pueden hacer misas si el pueblo manda traer al sacerdote. Cabe resaltar que una vez que se entra a la iglesia no se pueden ni tomar fotos con celular ni vídeos ya que son reglas del pueblo.

Por dentro, la iglesia en una sola palabra es bella. En cada espacio hay alguna pequeña carita artesanal y ninguna tiene la misma forma o facciones, todas son absolutamente diferentes y prácticamente son tantas que no dejan un espacio en blanco, reflejo Barroco de ese miedo al vacío. Durante los festejos adentro de la iglesia suelen quitar todas las bancas para que puedan realizar diversos homenajes a la virgen, en la cúpula se puede ver a un angelito de cabeza y la tradición dicta que si logras verlo es porque tu pecados se han perdonado.

La visita a estas dos ciudades Prehispánicas fue para conocer más nuestro país y sus raíces mexicas, ya que en estos tiempos la gente prefiere valorar otros países o bien no prefieren conocer las distintas regiones de los estados, así que los convoco a que valoren lo que tienen y que cada recorrido que den por México lo disfruten como nunca.

Fuente: Creando a Fuego Lento

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: