Saltar al contenido.

Cual es vuestro objetivo de futuro dentro del mundo de la cocina? vía Chef Felipe Barahona

El objetivo de este curso de entrenamiento, es informar y enseñar las técnicas y los procedimientos correctos en las diferentes aéreas que cubre una cocina profesional, es decir que a un cocinero se le considera profesional cuando cumple y sigue las normas y pautas marcadas por los profesionales, dichas normas se han creado con los años de experiencia y el esfuerzo de personas que aman la cocina.

Para considerarse un profesional completo, este debe estar preparado para desempeñarse en cualquier área de una cocina, es decir debe tener conocimientos de cocina, cuarto frio, pantrista, salsero, carnicería, pescadería, postres y pastelería, debe conocer las técnicas de higiene además de la conservación y congelación de los alimentos, resumiendo…  mi objetivo es profesionalizar a los trabajadores de cocina.

Mi intención no es contradecir lo que vosotros ya sabéis o habéis aprendido anteriormente, quiero que guardéis todo lo que sabéis y empecéis desde cero, cada chef profesional hemos aprendido de lo que nos han enseñado nuestros profesores o los chefs a los cuales hemos tenido como jefes durante nuestro aprendizaje.

Quiero explicaros que durante mi aprendizaje en cocina y durante los 8 primeros años, trabajé en más de 20 establecimientos distintos, mi único objetivo era aprender la mayor cantidad posible en el menor tiempo. Cuando yo consideraba que ya no iba a aprender más, cambiaba de empresa por voluntad propia, esta actitud y mi esfuerzo me hizo un gran profesional siendo aun muy joven.

En este curso mi interés no es enseñaros platos sofisticados o de alta cocina, eso se debe aprender cuando se tienen los conocimientos básicos profesionales, elaboraremos platos muy adecuados para un entrenamiento en técnicas y procedimientos.

Quiero haceros entender algo sobre ser cocinero,  tenemos  cocineros que trabajan con pasión y vocación, y también tenemos cocineros que por circunstancias de la vida, han ido a parar a una cocina, pero… que no aman lo que hacen, dejadme que os diga, la buena cocina es pasión, amor y vocación, pero con eso solo  no basta, hay que profesionalizarla… y esto requiere de un proceso de aprendizaje que es largo y lento, y además necesita de mucha dedicación y un gran esfuerzo.

Si llegarais a ser de los buenos, tendréis muchas recompensas profesionales, recompensas económicas, además de muchas recompensas sociales, seréis personas admiradas por vuestras familias, por vuestros compañeros de trabajo y envidiados por los cocineros rivales.

“Así que ya sabéis… ánimo, esfuerzo y mucha suerte”.

Chef Felipe Barahona 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: