Saltar al contenido.

Reconocimiento a los emigrantes, 29 de mayo en los Angeles, C.A. por Bernardo Caamal Itzá

20130602-201541.jpg

Emigraron por la falta de trabajo

· Tocarse el tuch –ombligo- y recordar de nuevo “tengo familia que me espera con los brazos abiertos …” historias de emigrantes que diariamente viven y recrean la cultura maya desde el lugar donde viven.

· Experiencias de uno de los jóvenes mayas en las aulas universitarias de los Estados Unidos.
Peto, Yucatán, México a 29 de mayo de 2013 (Bernardo Caamal Itzá).
Este 29 de mayo será conmemorado por vez primera en el City Hall de los Ángeles California, el día del Yucateco.
Un reconocimiento a los 185 yucatecos que viven y trabajan en esta ciudad estadounidense, gracias a ellos, casi no es perceptible los efectos de la crisis económica que impera en México debido a la mala aplicación de políticas públicas para promover el desarrollo y generar fuentes de empleo y bienestar a las familias mexicanas.

Los que emigraron resaltan, lo hicieron debido a la falta de oportunidades en su lugar de origen y tuvieron que abandonar a los suyos para mejorar condiciones de vida, de tal forma que desde hace más de 3 décadas, varias familias mayas tuvieron que adaptarse a las nuevas condiciones de vida.

Los que quedaron en el mayab, hasta antes del año 2000, el medio más socorrido para comunicarse con los familiares en los Ángeles o San Rafael, era el teléfono, y ahora en pleno año 2013, el facebook, es uno de los medios más usados para compartir imágenes de la familia.

-Al salir de la casa, uno no sabes si el éxito te acompaña, sólo me encomiendo a Dios a que pase la frontera para apoyar a mi familia, porque quedarse aquí, no haces tu casa y no hay dinero ni siquiera para comer y menos para pagar los gastos médicos”, me confió hoy uno de los emigrantes por vía chat.

“Estando en la frontera, pasas varios días para que se organice la salida para cruzar, y luego hay que cuidar el poco dinero que lleva uno, es preferible que el coyote sea pagado hasta llegar a nuestro destino, porque en ocasiones te cobran y luego te dejan a tu destino”
-Uno corre como perro, porque si te dejas, “te cazan” y te retachan a tu pueblo y a pagar la deuda, y más los intereses… todo eso pasó en mi mente –recuerda mi entrevistado- ¡Tengo que cruzar! Me endeude al venir hasta aquí ¡Dios mío! ¡Ayúdame a pasar!
-Ya no importa si hay espinos; lo que importa es cruzar la frontera…
– Cuantas penalidades pasa uno, y ahora gracias a Dios, ya tengo una buena casita en Peto, y espero que mi familia lo valore, porque aquí trabajo como negro para juntar algo de dinero.

Cuando hay trabajo, no descanso. Al termino del día, me duelen mis pies y mi espalda…
Pero la música de la jarana al sintonizar XEPET por vía internet, me trae recuerdos como el hecho de comer el ishua’-tortilla hecha con masa de maíz nuevo-, y me hace recordar al pueblo ¡Cuanto lo extraño!

Sin embargo, hay quienes emigran de manera legal en los Estados Unidos, como el caso de los estudiantes universitarios, tal como es el caso de Ezequías Castillo, uno de los jóvenes mayas, oriundo de unas de las comisarias de Peto. Él un día me compartió de sus experiencias estudiantiles, como el hecho de estar en las aulas de la Universidad Autónoma Chapingo y de ahí al extranjero.

-Ser estudiante mexicano de postgrado en los Estados Unidos (así como en otros países incluyendo el nuestro) es algo que demanda diariamente un gran esfuerzo físico y mental. Vale la pena resaltar la importancia de asistir y ser puntuales en las clases y en las reuniones, así como cumplir con las tareas de laboratorio e investigación en su debido tiempo. Puede ser difícil en algunas ocasiones, pero sé y estoy convencido de mi capacidad para concluir con éxito, desde luego con esfuerzo y dedicación diaria. Sin lugar a duda, la disposición y la voluntad de actuar son aspectos muy importantes cuando en el estudio se quiere tener éxito. Además, es importante ser abiertos y flexibles para conocer algo diferente a lo que estamos acostumbrados, esto nos proporciona una ventaja que nos capacita para adaptarnos al nuevo ambiente donde nos encontremos. Como estudiante, sé que la ciencia no lo es todo en la vida, tengo presente que siempre existe algo nuevo que vale la pena conocer; esto, desde mi punto de vista, contribuye para nuestro crecimiento como seres humanos con una preparación integral en la vida. Por eso siempre aprovecho la oportunidad de alternar la escuela con algún deporte y también interactuar con gente nueva fuera del salón de clases.

Al continuar con su relato “ En los Estados Unidos, la interacción con alumnos de otros países es muy frecuente y saludable. En este país existen varias organizaciones a las que se invita a los estudiantes extranjeros a participar, convivir, aprender de otras culturas y compartir la propia. Una de tales organizaciones es la denominada Foro Internacional de Estudiantes o International Student Forum (ISF por sus siglas en ingles). Desde mi llegada he participado en esta agrupación, la cual tiene tres objetivos básicos que son: un mejor conocimiento y comprensión de la cultura estadounidense, aprender de otras culturas y socializarse con alumnos de otras naciones”

El petuleño, señaló “Al estar en un país diferente al nuestro, una de las cosas que debemos tener en cuenta es comoconvivir con la gente nativa para poder conocer y comprender la cultura de una manera más directa y rápida. El interactuar con la gente nos facilita también mejorar el idioma así como saber más de las costumbres y prácticas de la vida cotidiana. Esto a su vez facilita nuestra adaptación al determinado país. El participar en este tipo de organizaciones también es muy útil para conocer cómo se vive en otras partes del mundo. Saber de otras costumbres enriquece nuestro concepto sobre otras culturas y tradiciones, al mismo tiempo nos permite compartir la nuestra haciéndonos cada vez más valorar y ser orgullosos de nuestra identidad y nuestras raíces. Como migrantes, una de las acciones que debemos evitar es el aislamiento social. El aislamiento y falta de interacción con nuevas personas, principalmente al estar en un país distinto, trae consigo efectos negativos y detrimentales en el desarrollo personal, debido a que el ser humano es por naturaleza sociable.
Al opinar en referencia en cuanto al trato al estar en los Estados Unidos “En México y en otros países es común escuchar comentarios negativos en contra del carácter de los gringos. Sin embargo, en lo que respecta al trato que se me ha dado y por la experiencia propia como estudiante, es menester mencionar la amabilidad de la gente con la que he tenido la fortuna de interactuar, gente dispuesta a ayudar, con una mentalidad generosa, en algunos casos contrario al estereotipo que generalmente se tiene. Reitero con todo respeto que mi caso puede diferir al de otros paisanos.

En cuanto a los retos que implica vivir en el extranjero, Ezequías, hizo algunas recomendaciones:
-Si optamos por estudiar en un país cuya lengua oficial es distinta a la nuestra, entonces debemos comenzar a prepararnos con varios años de anticipación. Así al trasladamos tendremos un conocimiento previo del mismo, lo cual será de gran utilidad. El aprendizaje del idioma no se limita a las clases en el salón, el alumno se ve obligado a realizar su vida diaria usando el idioma que está aprendiendo como al leer el diario o comunicarse con la gente. Los planes para estudiar en el extranjero deben comenzarse con mucha antelación, ya que el proceso requiere la realización de una serie de trámites burocráticos, tales como la inscripción y la presentación del proyecto de trabajo e investigación que se desee llevar a cabo. Además, el tiempo requerido para el trámite de la visa puede ser un tanto prolongado para ciertos países.

Considero también “Vale la pena mencionar que no obstante de ser una experiencia enriquecedora, uno puede necesitar un período de adaptación al nuevo medio y a las costumbres del país extranjero. Al inicio se vive un período en el cual el migrante puede ser considerado como un mero espectador del entorno. Después viene una etapa de transición e integración plenamente a la sociedad. Podría haber momentos en los que se llegue a extrañar el hogar, los amigos y conocidos del lugar de origen. Asumir ciertas costumbres puede ser difícil. Sin embargo, a pesar de todas las dificultades, siempre la experiencia es fructífera y benéfica para el migrante.
En sí detrás de cada emigrante, hay toda una historia de proezas que contar, y cada uno de ellos nos lo relatará de acuerdo al momento y del espacio que le tocó estar.

Aunque de antemano se ventilan en los medios de comunicación, sobre los posible efectos de la reforma migratoria, y que de acuerdo al Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya- Indemaya-, de los 185,000 yucatecos, sólo 100 mil inmigrantes podrían cumplir con las reglas de esta nueva disposición legal, de manera que el 46% de ellos serían deportados, advirtió recientemente su titular, Elizabeth Gamboa Solís.

Las amenazas que se vislumbran para nuestros connacionales, tendrá efectos severos en sus comunidades de origen, pero la fe y la esperanza los hace sonreír de nuevo al “tocarse el tuch –ombligo- y recordar, tengo familia que me espera con los brazos abiertos…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: