Saltar al contenido.

El Chef Casiano Reyes presenta su cocina espontánea en la @lalloronacg #CantinaLaLlorona #CantinadelSigloXXI

 

El Chef Casiano Reyes de visita en la Ciudad de México rinde homenaje a sus raíces oaxaqueñas y presenta platillos con un estilo urbano contemporáneo

Ciudad de México.- A lo largo de su estancia en la Ciudad de México, el Chef Casiano Reyes hizo gala de su cocina espontánea y rindió tributo a sus raíces oaxaqueñas. Desde La Llorona Cantina Grill ubicada en Álvaro Obregón #308 frente al parque España en la Colonia Hipódromo Condesa, el Chef Reyes creó y presentó diversos platillos al más puro estilo de una cantina tradicional aunque interpretado desde su particular punto de vista. Ingenio, creatividad y talento se reflejaron en cada plato que -no obstante su diversidad- compartían un común denominador: auténtico sabor de casa/familia y gran virtuosismo.  

La Llorona Cantina es un lugar desarrollado bajo la premisa de la contradicción, inspirada en la istmeña historia de amor y dolor hecha canción y popularizada internacionalmente por Chavela Vargas. Un sitio de diseño único, lleno de contrastes desde la fachada,  un pequeño jardín secreto a pie de calle, que invita a ser descubierto y su interior que nos remite a un espacio neoyorkino industrial. Es aquí donde el Chef Casiano Reyes presenta su propuesta de cocina urbana contemporánea, en un esquema estilo cantina tradicional que funciona como un menú de degustación, pues con cada bebida, el Chef enviará al comensal un platillo de su selección.

En el transcurso de su visita el Chef Reyes ofreció un menú de degustación que se distinguió por la diversidad de cada platillo, entre los que mencionamos el atún ahumado estilo Baja con verduras en escabeche acompañadas por tostadas de maíz; Molotes de huazontles con quesillo y queso asado en salsa de jitomate con epazote y frijoles negros de la olla elaborados con pitiona y sazonados con manteca, ajo y cebolla; Memelas con chapulines; Chilaca o Chile cristal relleno de marlín ahumado de Sinaloa y queso Oaxaca en salsa de soya con naranja y limón; Panceta confitada durante 12 horas en salsa verde con verdolagas, Arrachera marinada con adobo de chile cascabel con chile poblano escalfado con estofado de frijoles de la olla. Tacos sudados de chorizo de Oaxaca con papa, panceta con verdolagas en salsa verde y de rabo de buey, aderezados por salsa de chile de árbol, salsa de cacahuate o bien la clásica salsa verde.

En resumen, fue una semana de disfrute sibarita con sabor de hogar.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: