Saltar al contenido.

Inaugura @Rest_ElBajio su restaurante número 17 en #PortalSanAngel

El Bajío restaurante fielmente dedicado a la cocina mexicana y sus tradiciones, tiene el orgullo de anunciar la apertura número 17 en la Ciudad de México, ubicado al sur de la ciudad dentro de la nueva plaza Portal San Ángel. Este nuevo restaurante, como todos los ‘Bajíos’, preserva la artesanía popular mexicana, la comida y antojitos de la zona de Veracruz y Michoacán

Fundado en 1972 por Raúl Ramírez Degollado y Alfonso Hurtado Morellón, cuenta ahora con diecisiete establecimientos supervisados por la también fundadora e internacionalmente reconocida chef Carmen “Titita” Ramírez Degollado, quien le ha inyectado su pasión por la tradicional cocina mexicana a los deliciosos platillos de todos los restaurantes “El Bajío”.

“En este nuevo restaurante ofreceremos nuestra cocina tradicional mexicana, con nuestra calidad y sazón de cocina, nuestro buen servicio y precios acostumbrados. Estaremos abiertos todos los días de la semana para desayunos, almuerzos, comidas, meriendas y cenas.  Seguimos creciendo para estar más cerca de usted, para ofrecerle más opciones y darle mejor servicio”, afirma Raúl Ramírez Degollado, accionista, consejero y director general de Restaurantes “El Bajío”.

“Con este restaurante tendrá usted 17 ‘El Bajíos’ para elegir. Además, estamos muy contentos, pues esta apertura representa de cierta forma, nuestro regreso a trabajar en este lugar, ya que uno de los fundadores de ‘El Bajío’, el Sr. Raúl Ramírez Degollado, tuvo sus oficinas en los terrenos donde se construyó Portal San Ángel”, finaliza Ramírez Degollado.

Cada una de estas, ahora 17 unidades respetan, la misma filosofía y la misma sazón, la razón principal de la existencia de “El Bajío” y de seguir creciendo, cocinando con amor y sirviendo con pasión la tradicional cocina mexicana.

Sobre su fundadora: Carmen Ramírez Degollado, “Titita”

“Titita”, como le dicen sus amigos, nació hacia 1940 en un Xalapa lleno de aroma a hierbas, a café, a especias, a maíz y piedra volcánica. En casa fue donde aprendió a cocinar para su familia, envolviéndose en la vasta cocina veracruzana, sólo para después, al recorrer un México próspero y rico, enamorarse por completo de la tradicional cocina mexicana. Si bien nunca pensó dedicarse profesionalmente a la cocina, fue gracias a su esposo Raúl y sus amigos, como decidió llevar su sensibilidad culinaria a un restaurante en 1972, inaugurando “El Bajío” en Cuitláhuac, un sueño familiar en el que involucró a cada uno de sus cinco hijos, principalmente a Mari Carmen, Luz María y María Teresa, a quienes transmitió su pasión por la cocina de México.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: