• La famila de godello de Bodegas Emilio Moro se convierte en piezas de arte con su nueva imagen intervenida por el artista plástico Domingo Zapata.
  • A La Revelía y El Zarzal se les suma Polvorete, el godello más joven de la bodega.

La historia de Bodegas Emilio Moro se ha construido a lo largo de tres generaciones, las cuales han continuado con la herencia familiar de elaborar vinos con pasión y corazón, la misma que los ha llevado a innovar e incursionar en el mundo del godellode las tierras del El Bierzo, una región vitivinícola en expansión en España. Vinos blancos que ahora estrenan nueva imagen  diseñada por el artista Domingo Zapata. Una renovada y vanguardista estética que llega de la mano de una nueva referencia en el mercado, Polvorete, el blanco más joven de la bodega.

Polvorete, el vino más joven de la gama creado para dar a conocer las maravillas de la uva godello es un blanco alegre, juvenil, un vino de encuentro y de brindis compartidos. A la vista es de color amarillo pajizo, limpio, brillante y con una intensidad media, a la nariz se pueden apreciar los toques de flores blancas frescas y fruta. En boca enamora con un paso fresco y persistente, y muestra una acidez equilibrada que caracteriza a la variedad godello.

El Zarzal, el vino fermentado en fudre de la bodega, ha sido incluido en la lista de los 100 mejores vinos del mundo en 2021 por la presitigiosa revista WineSpectator; Y es que El Zarzal es un vino que respeta la identidad de la variedad y mantiene su frescura característica, el cual es fermentado en  fudre de roble francés a temperatura controlada con posterior crianza sobre lías. Se puede apreciar su color amarillo pajizo muy tenue, en la nariz es fresco y fragante con notas de fruta blanca madura y flores secas exaltando la mineralidad típica de la variedad. En su paso por boca mantiene la frescura y resulta muy agradable de beber, gracias a una acidez y volumen muy equilibrados.

La Revelía el blanco de más alta gama de Bodegas Emilio Moro carácter de la uva godello, su complejidad, intensidad y elegancia de personalidad única, el cual es fermentado a una temperatura controlada en barricas de roble francés con posterior crianza sobre lías en las mismas barricas. De un limpio y brillante color amarillo pajizo, a la nariz destaca la intensidad y complejidad de sus aromas pero con la personalidad inconfundible del godello, la distinción de una cuidada elaboración y una respetuosa crianza. En boca es untuoso y equilibrado, con una acidez bien integrada y un postgusto duradero.

Es con estas tres botellas como Bodegas Emilio Moro pone en valor la variedad godello, el alma de El Bierzo y la unión del vino y del arte. Tres vinos que llevan el sello inconfundible de la casa que ha conseguido transmitir la inspiración de la tierra y la pasión que les caracteriza para transformar el vino en arte y el arte en vino.

Deja un comentario