La aventura apenas comienza, con algunos contratiempos pero sin quitar el dedo del renglón, de todo se aprende y nunca hay que dejar de luchar por nuestros sueños al final todo es aprendizaje, eso es lo que nos hace madurar y crecer. A Chema y su novia chaparrita les ha tocado vivir una que otra situación en carretera, a pesar de estar bien equipados y de llevar la tecnología más avanzada, la naturaleza hace de las suyas pero esto no los detiene, te invitamos a leer esta fantástica reseña . . . 

Rodando por México
Viernes 11 de Marzo

 

Nos amaneció a las 7 de la mañana, pero no podíamos salir sino hasta después de nuestra participación en radio a eso de las 9:30 am, así que aprovechamos el tiempo para instalar una cámara en el manillar de la moto y hacer unos cambios en el acomodo para distribuir bien el peso ya que venimos muy cargados, pues bien a eso de las 8:30 acomodamos todo sobre la moto, nos bañamos y alistamos para salir tan pronto terminara el programa, nos tomamos un café, hablamos por la radio como invitados de Gastón Lambarry y Krsitell Guzmán, nos montamos en la moto y salimos a eso de las 9.45 am, cargamos gasolina y por fin tomamos carretera.

Pasados los 5 minutos el sensor de presión de la llanta trasera marcó error y bueno a buscar de nueva cuenta otra gasolinera para checar la presión, afortunadamente todo bien la checamos y sin mayor problema aunque seguía marcando error íbamos tranquilos, a la media hora dejó de hacerlo y se restableció, pues bien la carretera qué recorreríamos es una de mis preferidas ya que vas por todo lo largo del mar y lo tienes a escasos 30 metros una belleza desde la llegada a Champotón y hasta Cd del Carmen, así que tomamos muchas fotos y videos, todo excelente pero de nueva cuenta el calor jugaba en nuestra contra, la temperatura ambiente marcaba 38.5° grados y nosotros literal cociéndonos dentro del equipo de protección.

Paramos en un restaurante junto al mar para refrescarnos, justo a mitad del camino de los 223 km entre San Francisco de Campeche y Cd del Carmen, tan pronto nos sentamos ordenamos 2 aguas y 2 cocas con mucho hielo, uff como cayeron bien, además de una orden de guacamole con totopos, pues bien, muy a nuestro pesar deseándonos refrescar en el mar qué teníamos frente a nosotros, nos volvimos a equipar y a darle sin parar hasta Cd del Carmen, el calor estaba tremendo y ni modo continuar hasta el restaurante en el que teníamos planeado comer, lo malo es el tráfico qué se hace en Cd del Carmen camiones, trailers, autoestima y motos deben de cruzar la ciudad por pequeñas calles y avenidas, así que ya se imaginarán como veníamos sufriendo y más en estas condiciones sin viento, parando en cada semáforo etc…

Después de 45 minutos por fin llegamos a comer a nuestro lugar predilecto Coctelera Cajún, ya sentados ordenamos aguas para tomar en total 3 copas grandes y una jarra grande de agua fresca de jamaica, además de 2 cocas y una botella pequeña de agua, así nuestra sed, pasaron los minutos, entre la hidratación y el estar en el fresco sin chamarra, por fin nivelamos la temperatura y preparamos para comer unas empanadas de jaiba con queso, un manjar y en esas condiciones algo fuera de serie, deliciosas, además de nuestra respectiva chabela (nombre qué se le da a la copa grandes coctelera de mariscos), con camarón, jaiba, ostiones, pulpo y callo de hacha algo fuera de serie, el marisco totalmente fresco, las salsas y condimentos qué hacen famosos a nuestros cócteles en México exquisita.

Pasada la hora y muy a nuestro pesar nos equipamos de nuevo nos subimos a la moto y el reto por delante de 180 km/h hasta llegar a Villahermosa sería el más pesado ya que la carretera es muy transitada y hay muchísimos topes, para quienes la han recorrido creo es uno de los tramos más pesados, pues ni modo a darle no pasó ni media hora de nuestra salida y no bueno veníamos realmente sufriendo el sol todo el camino justo pegándonos de frente y la temperatura llegó a alcanzar los 39 grados a esto le sumamos los topes y el tráfico ya se imaginarán.

Bueno es parte del show de andar en moto, no todo es miel sobre hojuelas, pero precisamente estas condiciones son las que hacen la diferencia, enfrentar retos por encima de tus capacidades, no caer en desesperación, por cansado qué vengas debes de mantenerte en alerta al camino, lejos de aflojar, apretar porque en tus manos y piernas recaen 500 kilos de peso que si no controlas desearía un problema, estos son los aprendizajes del motociclismo, superar retos qué te harán más fuerte en otros momentos, además de dejarte un recuerdo y aprendizaje, por eso amo la moto, tanto mi Chaparrita como yo superamos la prueba.

Paramos en un Oxxo a 50 km de Villahermosa, nos hidratados súper bien y nos dirigimos al hotel, justo el atardecer se hizo presente a nuestra llegada a la ciudad, el sol paró de castigarnos y nos premió por haber superado el reto, mostrándose enorme de un color naranja intenso, gracias a Dios llegamos al hotel a eso de las 6 p.m, subimos las cosas, pusimos a cargar los equipos nos bañamos con agua helada y a descansar !!

 

Una mención especial a mi Chaparrita Tamara Quiroga, quién demostró ser una guerrera, espero que poco a poco vaya encontrando los secretos y significados de lo que representa ser rider.

 

#GustoBuenVivir #GustoBuenViajar

Deja un comentario