Rodando por México


Sábado 19 Marzo 2022

 

Despertamos a las 6:30 am de la mañana, un tanto nostálgicos ya que iniciaba nuestro camino de regreso a Cancún, destino ciudad de Puebla, kilómetros 386 Km, ruta autopista a Querétaro a CDMX, entroncando por Arco Norte. Nuestro hotel Casa Carlotta se encuentra a una cuadra de la plaza central, la cuál es zona peatonal, afortunadamente puedes entrar en auto o moto hasta las 10 am, así que mientras la Chaparrita se terminaba de arreglar bajé las maletas y algo de equipo al lobby y fui al estacionamiento por la niña, que se encontraba a 2 cuadras del Hotel, increíble, como a las 7 am la ciudad está prácticamente desértica, creo es la mejor hora para disfrutarla ya que no hay tráfico ni personas corriendo de un lado para otro, así que en mi trayecto aproveché para tomar unas fotos, pues bien ahí estaba la niña, esperando impaciente una nueva etapa de la aventura, salimos rumbo al hotel y aprovechamos podíamos acceder a la plaza para estacionarla junto enfrente de la Iglesia y tomarle unas fotos, bien vale la pena.

 

De ahí nos estacionamos a escasos metros del Hotel para poder subir el equipaje y ajustar la maleta amarilla que llevamos detrás, al cabo de 15 minutos estábamos listos para salir rumbo a Puebla, le pedí a la Chaparrita caminara rumbo a la Iglesia para tomarnos unas fotos, aprovechamos al máximo y obtuvimos unas padrísimas, nos equipamos, afinamos detalles y salimos rumbo a nuestro destino, no sin antes decretar el regresar a esta hermosa ciudad este año, cruzamos la ciudad y acordamos tomar un café después de haber avanzado por lo menos unos 100 km, llegamos a la Caseta de Palmillas, cargamos combustible y nos dirigimos a comer unos pastes, toda una tradición en Hidalgo, los cuales llegaron con los mineros ingleses en la época de la explotación minera y que adoptamos como país, tradicionalmente salados y rellenos de carne hoy en día se han adaptado a nuestra gastronomía y los hay rellenos de papa, frijoles con queso, rajas, carne molida, y dulces como arroz con leche, cajeta, mermeladas con queso crema en fin las combinaciones son múltiples, parecidos a una empanada y distinguidos por un fino hojaldre qué los torna crujientes, una delicia.

 

El pueblo más famoso por los mejores pastes es Real del Monte en Hidalgo, mi orden queso con frijoles, arroz con leche y fresas con queso crema, buenísimos, subimos a la moto y la idea era ya no parar hasta llegar a Puebla así que nos restaban 270 km, en todo el trayecto el clima estuvo increíble 19 grados centígrados por lo que podemos recorrer esos 270 sin problema, pues fue así que llegamos a Puebla, la entrada la hicimos por Cholula, pesadísima por el trágico, ya en el centro de la ciudad vimos opciones y mejor optamos por hospedarnos en el Holiday Inn aún estuviese a 2 km del centro pero la tranquilidad de que la moto se queda en un estacionamiento seguro, hicimos la reservación en booking, y por fin llegamos subimos a la habitación, nos bañamos y vestimos para ir a comer a Fonda Santa Clara, a comer un buen mole, ordenamos un Uber y en cuestión de 15 minutos ya estábamos en el restaurante, gracias a Dios no estaba abarrotado.

 

Esperamos 10 minutos y nos invitaron a pasar a nuestra mesa en el segundo piso y frente a una gran ventana con vista a la calle, ordenamos una jarra de clericot para apagar la sed y unas chalupas de campeonato, 100% maíz nixtamalizado, así como 2 órdenes de pollo en mole para mi Chaparrita pechuga y para mí pierna y muslo, pues que les digo para chuparse los dedos espectacular, si visitan Puebla la mejor opción es Fonda Santa Clara, donde respetan ingrediente, receta y técnica, de postre un pastel envinado muy bueno, algo que me llamó la atención fue el tamaño de la pierna y muslo parecían pavos y por supuesto el color amarillo intenso del mismo, nada que ver con el mugrero que pollos modificados genéticamente que comemos hoy día, una pena el ver cómo somos menos sensibles a lo que comemos, muy contentos de haber comido como lo hicimos fuimos a Catedral hermosa por dentro y por fuera una de las joya de nuestro México, así como a hacer una pequeña caminata por los alrededores, cansados de los días que van sumando tomamos un taxi y llegamos a descansar al hotel a eso de las 8:30 pm.

#GustoBuenVivir #GustoBuenViajar

 

Deja un comentario