Michoacán se caracteriza por sus peculiares y deliciosos sabores, es una tierra donde la gastronomía es tan rica y basta que incluso fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pero hoy vamos a explorar una bebida exótica, con un ingrediente muy michoacano: el aguacate. Así que, si tienes sed aquí todo lo que debes saber para probar esta exquisita agua de aguacate.  

Es sabido que Michoacán tiene un clima privilegiado, sumado a su tipo de suelo y altura genera un escenario perfecto para ser el paraíso de muchos frutos, entre ellos el aguacate, que por cierto es todo un ícono del estado, pues se caracteriza por ser un líder en su producción, en especial en el municipio de Uruapan, que también se le conoce como “La Capital Mundial de Aguacate”. No olvides en tu siguiente visita a Michoacán degustar esta delicia.

El agua de aguacate consiste en una pieza de aguacate perfectamente pelada y sin el hueso, la pulpa del fruto se pone en la licuadora, después se le añade el jugo de un limón, como siguiente paso se agrega un litro de agua y se mezclan todos los ingredientes hasta que se unifique la mezcla. Posteriormente en una jarra se vierte medio litro de agua y un litro de refresco de toronja, luego se agrega lo de la licuadora, se agita para que todos los ingredientes se incorporen y ¡listo! Ya estará lista para que la disfrutes y te quites el calor.

 ¿Te animas a probarla?

 

Para más información se puede consultar la página oficial de Turismo de la Secretaría de Turismo de Michoacán: https://michoacan.travel/

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario