• Busca emprendimientos con soluciones en sectores como la salud, alimentos, envejecimiento de la población o amenazas emergentes.
  • La internacionalización de proyectos enfocados a la biotecnología, vital para cambiar la calidad de vida de las personas y poder generar impacto.

La búsqueda de propuestas viables que resuelvan una serie de problemáticas globales llega de la mano con la ciencia para hacer prosperar tecnologías con un gran potencial de escalabilidad, impacto y visión global, a partir de empresas que propongan soluciones en torno al acceso a la salud, escasez de alimentos, envejecimiento de la población y amenazas emergentes. Y con ese objetivo, llega a nuestro país The Ganesha Lab (TGL), aceleradora biotech, para hacer sinergia con emprendimientos y perfeccionar o mejorar sus modelos de negocio, productos, patentes y equipo, con el fin de proyectarlos en mercados internacionales, particularmente Estados Unidos.

La incubadora, liderada por Markus Schreyer, CEO fundador-ex director de Thermo Fisher Scientific en Latam- en breve será una Venture Capital, por lo que proyecta invertir fondos en empresas mexicanas y latinoamericanas: “Buscamos nuevas empresas de biotecnología en etapa inicial con el potencial y la visión para generar un impacto global”. En este punto, cabe destacar que ya existe un primer caso de éxito mexicano en el área médica, en manos de la empresa Bleps Vision, que desarrolló un topógrafo corneal portátil que permite el análisis de la curvatura de la córnea, identificando, por ejemplo, posibles deformaciones.

Al respecto, Catalina Fernández, Program Manager de TGL, señala que la internacionalización de empresas o emprendimientos enfocados a la biotecnología es vital para cambiar la calidad de vida de las personas y poder generar impacto, “por lo que trabajamos activamente con nuestros emprendedores para transmitirles el mindset internacional y facilitarles las herramientas y redes de contactos necesarios para impulsar su proceso de globalización”.

¿Y cuál es la propuesta para México y LATAM?

A través de un programa muy amplio, se permite a las startups incorporarse a un sistema de trabajo que les dará acceso a mentorías y talleres durante tres meses, enfocados en temas como Business Base Line, Clients & Markets, Global Success, Scaling & Capital Raise- hasta reuniones individuales con socios y expertos en la materia. Posteriormente, los emprendedores participan en un programa de soft-landing virtual de dos semanas en Estados Unidos, realizado con el Cambridge Innovation Center Miami (CIC). 

Una vez finalizado el programa, se lleva a cabo un evento final en donde los participantes presentan sus soluciones -mediante un pitch– ante un selecto jurado internacional, ocasión en la que se seleccionan a las dos empresas mejor preparadas para acceder al mercado internacional y que cuenten con un gran potencial de escalamiento. Los ganadores acceden a un programa de International Market Validation (Validación de Mercado Internacional o IMV, por sus siglas en inglés) donde pueden escalar con trabajo real y presencial con inversionistas, mentores y potenciales clientes, por dos meses en territorio estadounidense. 

Para Mike Lemcke, director asociado de UC Davis Venture Catalyst, un reto clave es acceder a la industria global: “Ayudamos a las startups a transformar su mentalidad, a solidificar su modelo de negocio y a dar el siguiente paso para conseguir una presencia en los mercados internacionales a través de soft landings globales.  Estamos encantados de asociarnos con TGL, a través de nuestro programa de Asociaciones de Investigación Acelerada a Nivel Mundial (WARP)”, afirmó.  

La aceleración de las empresas cuenta con un seguimiento continuo de las redes de la scale-up, por un mínimo de tres años post-programa, en aspectos relevantes como levantamiento de capital, y su inclusión en un portafolio de nuevos negocios, cuya valoración ya alcanza los 118 millones de dólares (con una proyección para cierre de 2022, de USD 165 millones).

Deja un comentario