¿Vivimos una obsesión colectiva por labios cada vez más grandes?

En los últimos años, en redes sociales hemos visto un aumento exponencial de celebridades, modelos, influencers y público en general luciendo labios más definidos y carnosos. Algunos ejemplos son Ester Expósito, Bella Hadid y, por supuesto Kylie, Kris, Khloe y Kim del clan Kardashian. Y es que realmente se trata de un procedimiento sencillo y sin mayores complicaciones; se realiza mediante la infiltración de ácido hialurónico perfilando y rellenando para crear un labio natural y sensual.

Esa tendencia ha llevado a la polarización de dicho tratamiento, o lo odias o lo amas, esta polarización se debe en gran parte a que asumimos que el resultado inequívoco del relleno de labios es tener unos enormes labios carnosos sin saber que en realidad este procedimiento puede ser tan natural que sea prácticamente imperceptible.

Cuando se realiza la aplicación de un relleno de labios es importante identificar el objetivo del paciente, su edad, forma, hábitos, entre otros factores para elegir el tipo de relleno que le dará el mejor resultado de acuerdo con sus expectativas.

El dar definición, corrección de asimetrías y volumen a los labios es el resultado más buscado, pero no es el único, existen protocolos de hidratación en que el ácido hialurónico que se aplica es de muy baja densidad de tal manera que no dará un aumento de volumen.

Otras aplicaciones del relleno de labios es la atenuación de líneas peribucales, también conocidas como líneas de fumador o código de barras o bien para atenuar el mostrar la encía al sonreír en personas que tienen sonrisa gingival.

En gustos se rompen géneros, ya sea que quieras unos labios super pulposos o algo muy sutil, siempre es recomendable acudir con médicos experimentados, que te expliquen el plan de tratamiento, el tipo y marca de relleno que te aplicarán y te hablen de expectativas ya que si tienes labios muy delgados seguramente requerirás más de un vial para conseguir los labios tipo Angelina Jolie que habías planeado.

El médico debe hacer una evaluación previa para explicar el procedimiento y elegir el relleno ideal. El tratamiento se realiza bajo anestesia tópica e infiltrada para que no sea nada doloroso, ya que los labios pueden ser un área muy sensible. Es importante tener una cita de revisión dos semanas después de la aplicación para asegurar que el resultado sea perfecto.

El ácido hialurónico es un relleno temporal, biocompatible y reabsorbible por lo tanto en la mayoría de los casos no presenta complicaciones y no tiene contraindicaciones. Su duración en el labio es variable en función de cada paciente, aproximadamente entre 4 y 8 meses.

Sitio web: Maganda Clinic – Magandaclinic

Redes sociales: @magandaclinic

Deja un comentario