La enología se define como el estudio del vino y la vinificación. A diferencia de la viticultura, que se encarga del cultivo de la uva para todos los fines, como elaborar aceite, harina y las uvas cultivadas para su consumo directo sin procesar, la enología se enfoca únicamente en su uso para la producción de vino. Los enólogos son científicos con conocimientos avanzados sobre los procesos de vinificación, incluidas las características y propiedades de los diferentes tipos de uvas.

El arte de producir vino se ha transmitido de una cultura a otra, y sus fundamentos han pasado de generación en generación hasta nuestros días. Los conocimientos vinícolas llegaron a México durante la época del colonialismo a través de los primeros conquistadores. En efecto, nuestro país es reconocido como la cuna del cultivo de la vid en Norteamérica con un enfoque centrado primordialmente en la producción de vino.

Una vez consumada la conquista, se comenzaron a extender los sembradíos desde el centro hasta otros puntos del país, como los estados de Querétaro y Guanajuato. Sin embargo, las zonas del Norte, como Baja California y Sonora, han sido el sitio donde mejor se desarrolla y se explota el potencial de la viticultura, ya que se comprobó que el suelo y clima tenían las condiciones idóneas para una producción de mejor calidad.


Deja un comentario